bolitas

Cuando Ben John volvió a conectarse a internet desde su portátil después de habérselo prestado a su abuela para que ésta también navegara, no podía creer lo que estaba viendo. Inmediatamente hizo una captura de pantalla y la publicó en las redes sociales. Minutos después, May Ashworth, a sus 86 años,  ya se había convertido en la abuela más educada y adorable del Reino Unido.
Leer más: